Cuando los sueños se hacen realidad

Hace más de dos años, cuando empezamos a dar vueltas al proyecto no imaginábamos las lágrimas que rodarían por nuestras mejillas en el inicio del curso escolar del 2011. La noche del 11 de septiembre sentimos las mismas mariposas en el estómago que en cada noche de Reyes. El sueño se ha cumplido. Con nuestras propias manos, pero sobretodo con nuestras almas, hemos construido la escuela que siempre soñamos para nuestros hijos.

El camino no ha sido fácil. Pero nada fácil. Resistencias por todas partes: en la sociedad, en los círculos políticos, en las normativas frías (pero también caprichosas, según las ocasiones), en las cuentas que no salen cuando hay tanto por crear,… Sin embargo, llegados a este punto estamos convencidos de que todas esas resistencias han sido necesarias para que cada día, con más fuerza, nos empeñásemos en llevar a cabo nuestro proyecto.

Y además, como nuestra memoria es cariñosa, hoy no recordamos los momentos de sufrimiento como experiencias tan duras, ni las negativas que recibimos en los despachos como derrotas, ni las largas horas de trabajo pintando y amueblando el cole como extenuante labor… hoy lo sentimos todo más dulce, y sobretodo, estoy segura de que nunca, ni en nuestros mejores sueños, aparecía un cole tan bonito como éste.

Tras un mes del inicio de las clases miramos alrededor y vemos un profesorado implicado al mil por mil, unas familias ilusionadas y descubriendo tantas cosas cada día… pero sobretodo, lo que emociona de verdad es ver a nuestros niños y niñas felices, seguros de que su escuela es para sentirse protegidos, relacionándose entre ellos tomando como modelo el respeto que les profesan sus profes y APRENDIENDO, porque solamente desde una base emocional segura es posible el aprendizaje verdadero.

Así que como ahora sabemos que los sueños se cumplen, no dejaremos de hacerlo nunca…

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=JvNN17eZ0H8]