Castañas y Sidra

El viernes 16 de noviembre celebramos en el cole nuestro segundo magüestu. Para no perder la costumbre, amaneció un día espectacular y es que, cuando hay fiesta en la Andolina el primer invitado y el más puntual siempre es el sol. Tenemos enchufe, qué le vamos a hacer…

Nos lo pasamos pipa mayando manzanas para hacer sidra dulce y asando castañas en un tambor, como de lavadora, puesto a la hoguera. Qué rico estaba todo y qué bien pasar un día así todos juntos, porque también estuvieron los papás, las mamás, las abuelas y hasta algún tío.

Pero al protagonista de esta fiesta no hace falta invitarlo. Él vive en la Andolina. Se pasa allí todos los días y todas las noches. Es siempre testigo de todo lo que pasa y, aunque nunca dice nada, desde hace dos años se le ve mucho más contento. Es más grande que un diplodocus y debe pesar…, buf ¡toneladas! A mediados de octubre nos llena el jardín de regalos. Al principio no sabemos muy bien qué hacer con ellos y nos ponemos a jugar a lo bruto; que si mira cómo pincha, a que yo la lanzo más lejos… Pero este año hemos aprendido a cuidar y a atesorar lo que nos da nuestro gran amigo: el castaño.

Qué suerte poder hacer un magüestu bajo el árbol en el que crecieron las castañas que asamos ¿no os parece?

No es por dar envidia, pero en la Andolina nos sentimos muy afortunados por poder jugar y compartir nuestro día a día al lado de un castaño centenario al que queremos mucho.

Gracias, colega grandullón.

Por supuesto, también queremos agradecer a todos los que hicieron posible la fiesta del magüestu, en especial a René por su buen hacer con el fuego y el tambor y, cómo no, a Llucía de La Sidra que trae su llagar portátil para enseñarnos a elaborar sidra dulce (si también queréis aprender vosotros podéis ver su página web).

Campamento de Navidad “Duendeando por el Universo”

Estas navidades la asociación “La Escuelina” llevará a cabo el campamento que organiza el Colegio Andolina.

Girará en torno a los planetas y los duendes, ampliando e intercambiando conocimientos sobre el universo y el mundo imaginario.

Se llevará a cabo bajo las premisas de la Educación Libre, teniendo en cuenta los ritmos individuales, inquietudes personales, emociones, gustos…   Se propondrán a los peques juegos de reconocimiento, corporales, talleres creativos, musicales, de manualidades, teatrales, bailes, juegos tradicionales… Un sinfín de actividades para que los niños elijan en qué divertirse a la vez que aprenden activamente.

Para más información e inscripciones visita nuestra web: http://www.colegioandolina.org/campamento-de-navidad-2012-2013

Nuestra fiesta de Halloween

Dicen que lo mejor de las fiestas es prepararlas, pero para nosotros esa frase no funciona: nos lo pasamos genial organizándolo todo, es verdad, pero ¡en la fiesta no hay quien nos pare!

Halloween empezó en la Andolina antes del 31 de octubre con talleres para elaborar los disfraces que nos pondríamos ese día: hicimos sombreros puntiagudos, vestidos con bolsas de basura y hasta una cara enorme de Frankenstein. Luego, tuvimos un taller de cocina para preparar el almuerzo de la fiesta. Las recetas monstruosas fueron las siguientes:

  • Puré feroz de calabaza.
  • Terroríficos araña-huevos.
  • Galletas horripilantes con formas aterradoras.

(Como en este taller participaron niños y niñas de Caracol y Monos pues, claro, alguna galleta salió con forma de corazón o de flor, pero, bueno, también nos la comimos.)

Con todo listo, el miércoles 31 llegamos al cole como si fuera un día normal. Y en realidad, para los niños más pequeños así lo era. No quisimos decorar todas las aulas ni venir con el disfraz puesto de casa para que ninguno pasara miedo. Y aunque nosotros sabíamos que de eso se trataba, cuando nos pusimos los disfraces ¡nos partimos de risa al ver las pintas que llevábamos todos! Y empezó la fiesta que estuvo genial. Comida, amigos, música para bailar ¿qué más se puede pedir?

Pues organizar otra fiesta y, aunque no os lo creáis, en esas estamos…