Acerca de colegioandolina

Somos un grupo de familias que, tras una profunda reflexión sobre el sistema educativo y la sociedad actual, nos hemos propuesto apostar por un concepto nuevo de escuela. Queremos crear un colegio de educación infantil y primaria en Gijón.

El aislamiento del niño, por María Montessori

Es un hecho reconocido por diversos expertos y expertas en Pedagogía y Educación que María Montessori se adelantó a su tiempo y demostró una sensibilidad especial para observar los procesos de aprendizaje de niños y niñas, su naturaleza e inquietudes, creando un método que se adaptaba a esa visión que ella tenía del mundo infantil.

Uno de los aspectos que ella contemplaba y admiraba, es lo que en su libro Ideas generales sobre el método denomina “aislamiento”, y que se puede interpretar como un estado de conexión profunda con nuestra esencia, a partir del cual somos capaces de utilizar una gran dosis de creatividad.

En la actualidad, conceptos como la atención plenamindfulness, consciencia, se asemejan, en algunas de sus definiciones, a este hecho que ella relata. Hemos seleccionado algunos párrafos del libro para que podáis disfrutarlos.

Los hombres de ciencia encuentran aquí el fenómeno de una concentración interior que le aísla, que hace al niño olvidarse de cuanto le rodea; algunas veces hasta de comer (…)

Montessori - AislamientoLa anécdota muy conocida de Arquímedes, que no se entera del tumulto, que no se da cuenta de la rendición de Siracusa y se deja sorprender por el enemigo mientras estudia sus triángulos, es un aspecto de recogimiento del alma en sí misma. Y, sin embargo, es de este recogimiento y no de la erudición de los hombres de estudio, de donde salen los descubrimientos sensacionales que impulsan hacia el progreso a la sociedad entera

Nadie puede influenciar a nadie para facilitarle esta soledad aparente que, sin embargo, es rica y llena de vida en el mundo invisible íntimo de cada uno de nosotros. El aislamiento, la concentración interior, la separación de las cosas exteriores, sólo el alma misma puede provocarla, el ambiente puede sólo facilitarla de modo indirecto con la calma y con el silencio y el orden (…)

Son generalmente estas mismas personas las que pueden realizar las acciones sociales más extraordinarias, los que se avienen a soportar con paciencia las pequeñeces e imperfecciones de los hombres y los que soportan hasta sus persecuciones (…)

La vida interior de aislamiento prepara las fuerzas necesarias para la vida exterior (…)

Montessori - Aislamiento

Y ante mi veía una nenita de 4 años que con la expresión de la atención más intensa colocaba cilindros de madera de diferentes gruesos en un sostén (…). Los colocaba correctamente y, después de haberlos colocado todos, deshacía lo hecho para colocarlos de nuevo otra vez. Y así continuaba sin cansarse. Conté las veces que repitió el ejercicio; eran ya más de 40 seguidas, me puse al piano e hice cantar a los demás niños, pero la pequeña continuó su trabajo sin moverse y sin levantar los ojos, como si ella fuera extraña al ambiente que la rodeaba. Terminó en cierto momento, levantó sus ojos serenos, como sintiéndose tranquila y aliviada, y sonrió como cuando un niño despierta de un hermoso sueño (…)

Los niños que han llegado a realizar estos trabajos de concentración parecen siempre más reposados y  llenos de fuerza moral (…). Parecen más afectuosos con todo el mundo, más presurosos por servir de algo y deseosos de ser buenos. Así dicen alguna vez con voz queda, como si se tratara de confiar algún secreto: “Señorita, soy buena”.

Anuncios

El Bote de Calma. ¿Cómo hacerlo?

El bote de la calma fue una de las ideas de María MontessoriLo llamó “el frasco de la calma” y sirve para calmar las rabietas de los más pequeños.

Es un bote lleno de agua, gomina para el pelo  y purpurina. Cuando tu hijo o hija sienta pena, llore desconsoladamente, sienta estrés, rabia o esté enfadado puede agitar el bote y observando los brillos de la purpurina y las formas que se producen dentro del frasco,  poco a poco, comenzará a calmarse. Su atención estará puesta en el bote y puedes ayudarle enseñándole a respirar profundamente mientras lo observa, hablando con él o ella de una forma calmada y relajada.

ELABORACION_1.jpg

El bote lo puede elaborar tu hija o hijo con una pequeña ayuda tuya, así que manos a  la obra. Nosotros lo hemos realizado en un taller en el colegio y a los peques les ha encantado, no solo elaborarlo sino también utilizarlo. Pasan un rato divertido experimentando y luego disfrutando con el resultado.

Ingredientes:

  • un bote de cristal o de plástico,
  • agua templada,
  • gomina para el pelo,
  • purpurina, del color que más nos guste,
  • también podemos utilizar estrellitas (de las que se utilizan para manualidades) o incluso un pequeño juguete de plástico.

ingredientes_2

ingredientes_3

ingredientes_1

elaboracion_3

Elaboración:

  1. Cogeremos el bote de cristal o de plástico (podemos reciclar una botella pequeña de agua o un bote de conservas de vidrio) y lo llenaremos de agua templada. Tiene que ser templada para que la gomina se disuelva con menor dificultad. Dejaremos un dedo de aire, sin echar agua, para que luego pueda producirse el movimiento. El agua la puede echar el niño o la niña, con ayuda de un embudo si es necesario.
  2. El siguiente ingrediente será la gomina para el pelo, echaremos dos o tres cucharadas en el bote con agua. Lo tapamos y lo agitamos bien para que se disuelva lo más posible. Deja que tu peque lo haga, le encantará.
  3. Una vez mezclado, echaremos el siguiente ingrediente, 3 o 4 cucharadas de purpurina del color que más os guste, incluso podéis mezclar varios colores. Volveremos a cerrar bien el bote y agitamos para que la purpurina se pegue a la gomina.
  4. Por último echaremos las estrellitas o el pequeño objeto o juguete de plástico que hayamos escogido. Esto servirá como un elemento más en el que el peque se podrá fijar cuando lo esté observando para calmarse, ya que flotará entre la purpurina.
  5. Como opción, si no quieres que tu hijo o hija abran el bote, puedes cerrarlo pegando la tapa con silicona caliente. Pero esto es opcional y lo haría un adulto.

Y ahora te toca a tí, anímate a hacerlo con tus peques, ¡¡ les va a encantar!!

elaboracion_2

 

Transformar las emociones

El sábado día 23 tendremos el tercer taller del curso de Comunicación Integrada impartido por Tatiana Sibila (despertandolaeducacion.com). En esta ocasión con el título “Transformar las emociones“. Compartimos con todos vosotros este texto de Tatiana a modo de aperitivo:

Escuchar el mensaje enriquecedor de las emociones para transformarlas en una fuerza de cambio en nuestras decisiones y relaciones.

caritas

Las emociones, siendo la expresión de algo muy íntimo y vulnerable, necesitan, antes de todo, un espacio seguro para poder existir y ser reconocidas tal cual son. Generalmente me refiero a este espacio como “empatía”. La empatía literalmente genera un espacio interior donde la emoción puede manifestarse y expresar su esencia sin “pero”. La empatía no dice: “Ya sé que estás enfadada, pero…”

Además, las emociones son portadoras de mensajes muy importantes desde nuestro propio organismo, nos alertan a prestar atención a nuestras necesidades, a todos aquellos valores y procesos que son absolutamente necesarios para la Vida, como por ejemplo: la aceptación, la pertenencia, la libertad, la autodeterminación, el aprendizaje, etc.

Las emociones “negativas” nos indican que algunas de nuestras necesidades no están siendo satisfechas, en cambio las emociones “positivas” nos indican que si lo están.

Para ayudar a transformar las emociones desagradables, el camino que me parece más eficaz es, primero de todo, “escuchar” la emoción, tal cual se manifiesta en el cuerpo y a través de su lenguaje simbólico. La práctica del Focusing nos ofrece herramientas muy valiosas en esta dirección. En segundo lugar intentaremos conectar con las necesidades a las cuales la emoción está vinculada y a partir de allí empezaremos a despertar nuestra creatividad para satisfacerlas. Una vez que somos conscientes de nuestras necesidades y nos implicamos en un proceso de búsqueda de estrategias para satisfacerlas, la emoción ya se puede relajar: ¡su mensaje ha sido escuchado!

Entonces, la educación emocional no es nada más que el compromiso a un camino de aprendizaje para ser más y más capaces de aceptar nuestras emociones sin juzgarlas, cambiarlas, esconderlas, negarlas… y también de saber dirigir nuestra atención hacia las necesidades, para saberlas reconocer y atender.

Este proceso se sostiene principalmente en la capacidad de ser conscientes, de saber poner un espacio entre nosotros/as y nuestras emociones, nuestros pensamientos o acciones. Necesitamos desarrollar lo que defino como la figura del “testigo interno” para poder ver que las emociones y los pensamientos son una parte de nosotros/as, pero no la totalidad: no somos nuestras emociones o pensamientos!

Por esta razón la educación emocional es un proceso que nos implica de una manera muy personal e íntima, nos invita a autoconstruirnos como seres humanos conscientes y abiertos/as, creativos/as y empáticos/as.

Podemos compartir herramientas que nos ayudan a entender, conectar y transformar las emociones, desde el respeto y la autodeterminación. Esto también presupone, por nuestra parte, ser conscientes de las distintas fases de desarrollo de las personas y las capacidades y competencias que cada fase implica, o no, para enfocar nuestro acompañamiento en coherencia con ellas.

Más información e inscripciones al taller en http://www.colegioandolina.org/comunicacion-integrada/transformar-las-emociones.

 

Cambiar la mente, ser feliz

¿Cómo se construyen nuestras creencias con respeto a quiénes somos?, ¿cómo funcionamos? ¿cómo es el mundo y nuestras relaciones en él?

cerebro.jpg

Además de procesos emocionales y psicológicos hay una serie de procesos neurológicos que determinan la estructuración de las creencias según las cuales vivimos. Tomar consciencia de estos procesos nos permite revisar nuestras creencias para aportarnos más libertad a la hora de responder a las situaciones del día a día, desarrollando la capacidad de responder y no reaccionar.

La NeuroBiología InterPersonal (NBIP) nos aporta información y prácticas muy útiles para literalmente “recablear” nuestro cerebro y establecer nuevas redes neuronales que apoyan el bienestar emocional y la creación de relaciones basadas en la empatía, la colaboración, el respeto y la autenticidad.

El próximo 12 de marzo tenemos la segunda parte del curso de Comunicación Integrada: Cambiar la mente, ser feliz.

Compartimos aquí un vídeo de Tatiana Sibila, la ponente de este curso, sobre cómo la neurociencia y la Comunicación Noviolenta pueden estar al servicio de la sanación y bienestar emocional:

 

Información e inscripciones: http://www.colegioandolina.org/comunicacion-integrada/cambiar-la-mente-ser-feliz

Mercadillo en Andolina

Mañana, 28 de mayo, los niños y niñas de primaria se van de excursión de fin de curso.

Será una excursión larga, de las que molan, de quedarse a dormir y todo (ay, ay, ay, qué nervios).

Así que había que organizar algo para poder pagar el albergue, el autobús, el desayuno…

Surge así el MERCADILLO ANDOLINA que se celebró el pasado sábado.

Mercadillo Andolina

Organizar un mercadillo no es tarea sencilla. Lo primero es clasificar las cosas que aportan las familias: libros, ropa, juguetes… ¿esto qué es? un pica-ajos ah, vale,…Poner precio a todo. Crear las cajas expositoras. Fabricar los objetos para la sección Hecho a mano. Idear el método de pago. Hacer los tarjetones para el método de pago. Escribir doscientos números en doscientos tapones para la rifa. Diseñar la distribución de tiendas y tenderos/as. Dibujar los carteles publicitarios. Confeccionar los tiques de comida. Y un larguísimo etcétera con cabos sueltos de última hora a los que hay que dar solución, claro.

Mercadillo Andolina

Pues bien, organizados en grupos de trabajo, se pusieron manos a la obra y en una semana lo tenían todo listo. Implicación total. Una vez más, trabajo en equipo, para algo suyo, con un fin común.

El mercadillo no pudo salir mejor. Un mundo de tesorillos ordenados en diferentes puestos hicieron que las familias bailáramos de uno a otro buscando y encontrando la ganga del siglo. La megafonía superanimosa nos recordaba todo lo que había: libros para todas las edades, ropa para todas las estaciones, empanadas, plantas del huerto, caballitos de madera, y, claro está, los objetos que habían hecho los/as andolinos/as: carpetas preciosas con dibujos al agua, pendientes con perlitas de colores, las pulseras más chic para este verano y hasta una lámpara de diseño a la que le salieron multitud de pretendientes. Todo un éxito. Y luego, cómo no, compartimos comida (una pasta y una paella riquísimas hechas in situ por nuestros chefs adultos) mientras mostrábamos con orgullo las adquisiciones. Hubo hasta una actuación musical improvisada gracias a Noelia, una chica que vino a hacer prácticas al cole y que compuso una canción chulísima sobre Andolina.

Mercadillo Andolina 2015

Siento no poder daros el dato de si se ha conseguido el dinero necesario para realizar la excursión, lo que sí puedo deciros es que, una vez más, los niños y las niñas de Andolina nos demuestran que lo que en un principio se antoja como una tarea difícil se convierte en un disfrute si es colectiva y el grupo trabaja para el grupo (esta carpeta en la que he invertido horas de trabajo y que me ha quedado tan chula no es para mí, es para que todos/as podamos hacer la salida de fin de curso). Y es un gustazo verles hacer esto con toda la naturalidad del mundo. Experimentando que no hay nada mejor que compartir con ilusión.

Toda una lección. Todo un lujo.

Próximo taller de Autoconocimiento, el Eneagrama

Con frecuencia ocurre que nos descubrimos, nos miramos “de verdad” cuando conectamos con nuestra propia infancia… bien a través de la experiencia de la maternidad o paternidad, bien a través del desarrollo de nuestra profesión como maestra/o.

educacion_transformadora_detalle

Y es en ese (re)descubrirnos que ya no hay vuelta atrás. Es el inicio de muchas cosas. De un viaje a través de nuestras carencias y fortalezas… de aceptar que ese “todo” somos nosotros/as ejerciendo de madres, de padres, de maestros/as.

En ese viaje se hace cada vez más necesaria una reeducación emocional que nos permita relacionarnos de forma amorosa, siendo al mismo tiempo conocedores/as de las conductas, pensamientos… que nos han condicionado desde nuestra propia infancia.

Por ello os invitamos al taller de autoconocimiento: el eneagrama que realizaremos el próximo sábado 6 de junio. Con dicho taller deseamos un trabajo de autoconocimiento personal y grupal que facilite el acompañamiento a nuestros/as niños/as, así como una mayor conciencia de las relaciones entre adultos que favorezcan la convivencia plena de la comunidad educativa.

Más información en: http://www.colegioandolina.org/taller-autoconocimiento-el-eneagrama

Taller de Asertividad y Evitación de Conflictos entre Adultos

El próximo domingo 14 de diciembre de 2014 organizamos un curso teórico/práctico sobre la asertividad y la evitación de conflictos; va dirigido a todas aquella personas que estén motivadas a mejorar las relaciones interpersonales y será realizado por Isabel Fuster.

Taller de Asertividad y Evitación de Conflictos entre Adultos

El objetivo de este curso es avanzar un paso más para lograr la postura idónea para los/as adultos que garanticen con éxito los aspectos relacionales, poder encauzar nuestras emociones al hablar y escuchar sin reactividad emocional, encontrar lo necesario para cada uno, decidir, comunicarlo, encontrar acuerdos con otros sin confrontación.

La gestión de conflictos entre adultos se dificulta ante la precariedad del estado adulto en equilibrio y es difícil llegar a buen término.
El conflicto es algo que puede evitarse y si esto no es posible, la postura neutral en los adultos se vuelve aún más imprescindible.

Para quienes hayan cursado alguno de los talleres de escucha activa será fácil comprender la importancia y significado del aspecto emocional en el discurso, que la falta de intencionalidad en la comunicación otorga soluciones inesperadas o que el abandono de creencias previas permite la apertura a una comunicación auténtica.

Este curso teórico / práctico tiene el objetivo de acercar e integrar a los adultos varios aspectos para poder relacionarnos; Aspectos discursivos, corporales, de ordenación sistémica y de estado interior en la persona.

Prácticas grupales de escucha, asertividad, encuentro con el estado emocional apropiado y resolución de problemas.

Toda la información en: http://www.colegioandolina.org/home/taller-de-escucha-activa-adultos